Oraciones

Amistad en Cristo con S. Juan Pablo II y María

Ante las dificultades en el caminar de nuestra vida, nos unimos a S. Juan Pablo II, y le decimos a la Santísima Virgen, esta oración que él compuso para Ella:

“Con Tu ayuda Madre de la Esperanza, no tememos los obstáculos
ni las dificultades, no nos desaniman ni el cansancio, ni los sufrimientos,
porque Tú nos acompañas en el camino de la vida mientras vamos hacia el Cielo. Amén.”

 

Oración a santa Catalina

scatalina_150

Santa Catalina de Siena. Terciaria dominica. Canonizada en 1461 por el papa Pío II. Proclamada Doctora de la Iglesia el 4 de octubre de 1970. Patrona de las personas ridiculizadas por su fe.

¡Oh gloriosa virgen Catalina!, a medida que os consideramos reconocemos en vos a la Mujer Fuerte de los Libros Santos, el prodigio de vuestro siglo, la antorcha luminosa de la Iglesia, la criatura dotada de incomparables dones y que supo reunir las dulces y modestas virtudes de las vírgenes prudentes a la intrepidez y al valor de los héroes. Volved, os rogamos, desde el cielo, vuestros ojos sobre la barca de Pedro, agitada por la tempestad, y sobre su augusto jefe, que ora, vela, gime, exhorta, combate y espera. Mostrad hasta donde llega vuestro poder cerca de Dios, obteniéndonos a todos el celo para adelantar en las virtudes evangélicas, especialmente en la humildad, la prudencia, la paciencia, la bondad y la diligencia en la práctica de los deberes de nuestro estado.
Mantened la concordia de nuestra gran familia y convertid a la Fe a los incrédulos del mundo entero; obtened para nuestra patria la paz verdadera, es decir cristiana, para nuestra Santa Madre la Iglesia el triunfo completo sobre el mal, por la Verdad, el sacrificio y la caridad. Amén.

Te pedimos, oh maravilloso portento de la Iglesia, virgen seráfica, Santa Catalina, que aceptes nuestras disculpas y nuestro amor en reparación por las blasfemias sobre tí proferidas por hermanos nuestros. Que nuestro amor por tu adorado Jesús remplace con su perfume, el olor de la inmundicia sobre tí vertida y sea el perfume de nuestro amadísimio Jesús el que hagas respirar a quien te ofende hasta su completa conversión. Amén.

 

Flecha dorada1992b_360

Nuestro Señor le dio a Sor María de Saint-Pierre una oración especial llamada FLECHA DORADA en reparación por las blasfemias:

“Que el Santísimo, Sacratísimo, adorabilísimo, misteriosísimo e inefable Nombre de Dios sea alabado, bendito, amado, adorado y glorificado, en el Cielo, en la tierra, y en el infierno, por todas las criaturas de Dios, y por el Sagrado Corazón de Nuestro Señor y Salvador, Jesucristo, en el Santísimo Sacramento del Altar. Amén.”

 

Alabanzas por la blasfemiapasion_360.jpeg

Bendito sea Dios.
Bendito sea su Santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su preciosísima sangre
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito
Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el Nombre de María, Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo Esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.
Gloria al Padre.

 

Oración

Jesús, que eres azotado en nuestras iglesias por manos de Satanás, te adoro en todas las partículas esparcidas y destrozadas entre las ruinas. Tómame como tu sagrario, tu trono, tu altar. Sé que no soy digno, pero Tú quieres estar entre los que te aman, y yo te amo por mi y por quien no te ama. Que el dolor me vuelva escarlata como la sangre, y me haga digno ornamento para recibirte, a Tí, que quieres ser semejante a nosotros en esta hora de tinieblas. Que mi amor sea lámpara que arde ante Tí, Santísimo, y mi holocausto incienso. Así sea.

 

Oración de los niñosoraciondelosnios_150

Jesús mi Amigo y mi Señor vengo a adorarte porque
Tú eres el unico, que puedes enseñarme a quererte.
Arrodillado ante Ti quiero pedirte perdón por mis pecados y los
pecados del mundo y así unirme a la Virgen María, para consolar
tu Corazón.

Amén

 

Oración diaria

JESÚS de NAZARET triunfó de la MUERTE SU REINO es ETERNO. Viene a vencer el mundo y el tiempo.
Piedad, DIOS mío, por aquellos que TE blasfeman, perdónales, ellos no saben lo que hacen.
Piedad, DIOS mío, por el escándalo del mundo, líbrales del espíritu de Satanás.
Piedad, DIOS mío, por aquellos que huyen de TI, dales el gusto e la Santa EUCARISTÍA.
Piedad, DIOS mío, por aquellos que vayan a arrepentirse al pie de la CRUZ GLORIOSA, que allí hallen PAZ y ALEGRÍA en DIOS nuestro SALVADOR.
Piedad, DIOS mío, para que llegue TU REINO, pero sálvales, están a tiempo todavía… porque el tiempo está próximo, y he aquí que YO VENGO. Amén.

¡ VEN, SEÑOR, JESÚS !

(Rezar 1 Padre Nuestro y 10 Ave María)

Jaculatoria: ¡ SEÑOR, derrama sobre el mundo entero los
tesoros de TU INFINITA MISERlCORDlA !

(Permitida su difusión. Pablo VI en A.A.S., 58.-1966. 1186)

 

Divinísima sangre

Divinísima Sangre, que brotas por nosotros de las venas del Dios hecho hombre, desciende como rocío de redención sobre la Tierra contaminada y sobre las almas a las que el pecado hace semejantes a leprosos. He aquí que yo te acojo Sangre de mi Jesús, y te derramo sobre la Iglesia, sobre el mundo, sobre los pecadores, sobre el Purgatorio. Ayuda, alienta, limpia, enciende, penetra y fecunda, ¡oh divinísimo Jugo de Vida! Que la indiferencia y la culpa no pongan obstáculos a tu fluir. Sino al contrario por los pocos que te aman, por los innumerables que mueren sin Ti, acelera y difunde sobre todos esta divinísima lluvia, a fin de que a Ti se vaya confiados en la vida, por Ti se sea perdonados en la muerte, contigo se vaya a la Gloria de tu Reino. Así sea.

2 pensamientos en “Oraciones

  1. EL AMOR DE DIOS NOS APREMIA
    El Amor de Dios da sin contar.
    El amor de Dios da sin razonar.
    El amor de Dios sufre sin lamentarse.
    El amor de Dios goza y se aumenta con el sacrificio.
    El amor de Dios es una prensa que comprimiéndonos constantemente hace salir de nuestra alma cuanto haya de humano y demasiado natural, para dejar lugar al Amor Divino.
    La gracia del Amor va destruyendo poco a poco el amor propio, inmolando nuestra propia voluntad. S. Julian Eymard

    Me gusta

  2. Hoy Santa Catalina de Siena.Amistad en Cristo nos unimos a estas hermosas palabras, de Catalina, para que muevan nuestros pobres corazones y entremos en ese OASIS inmenso de AMOR.
    “Oh Deidad Eterna, oh eterna Trinidad, que por la union de la naturaleza divina distes tanto valor a la Sangre de Tu Hijo unigénito¡Tu, Trinidad eterna, eres como un mar profundo en el que cuanto mas busco, mas encuentro, y cuanto mas encuentro, mas te busco. Tu sacias al alma de una manera en cierto modo insaciable, pues en Tu insondable profundidad sacias al alma de tal forma que siempre queda hambrienta y sedienta de Ti, Trinidad Eterna, con el deseo ansioso de verte a Ti, la Luz, en Tu misma Luz.amen

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s