Petrobrusianos

Seguidores de Pedro de Bruys, un sacerdote rebelde que, en los primeros años del siglo XII, declarándose auténtico representante del cristianismo y dotado de una vigorosa elocuencia, se puso a predicar contra el bautismo de los niños, contra la transustanciación, contra las imágenes, las cruces y las iglesias – puesto que a Dios se le reza en espíritu -, contra las oraciones por los difuntos y contra la obediencia a la autoridad eclesiástica. Logró obtener un cierto éxito en la Provenza y Gasconia, a pesar de encontrarse de frente con San Bernardo. Fue asesinado en Saint-Gilles du Gard, el viernes santo, por una masa enfurecida por la ofensa, que lo arrojó luego sobre la misma hoguera de cruces y crucifijos que él había preparado en la plaza del pueblo para, en ella, cocer y guisar la carne, en desprecio de los católicos.

El movimiento de los petrobrusianos continuó todavía una veintena de años bajo la guía de un ex benedictino, Enrique de Lausana, que fue condenado por el Concilio de Pisa el año 1135 y murió en la cárcel en 1145.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s