Inicio

Nota importante: Para acceder al detalle de los actos de cada día es necesario hacer click en el día concreto del calendario.

 

Apostoles de la Reparación

aeclogo

¡AMARÁS A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS!

¡NO TOMARÁS EL NOMBRE DE DIOS EN VANO!

Nuestra Asociación “AMISTAD EN CRISTO CON MARÍA, A UN NUEVO AMANECER” se ha formado con la única misión de DEFENDER EL NOMBRE DE DIOS, y nuestro interés está en unir en ella a todas las personas que se sienten indignadas ante la situación que estamos viviendo y soportando.

Se están produciendo hechos tales como:

  • Anulación de Dios de nuestra sociedad.
  • Jesucristo es objeto de infamias, burlas, insultos, etc.
  • Ataques a nuestra Iglesia.
  • Blasfemia y profanación de hostias consagradas.
  • Ataques a nuestra infancia y abortos.

Nuestra Asociación, en la medida de sus posibilidades, ayuda a la formación de seminaristas, visita y ayuda a enfermos y proporciona alimentos a los más necesitados. Asimismo, queremos resaltar que estamos presentes en varios puntos de la geografía española y extranjera, compartiendo con todos vosotros lazos de amor hacia el Señor y la Virgen María.

Amistad en Cristo con María, a un Nuevo Amanecer
Cripta de la Almudena
C/ Mayor, 92
28013 Madrid

A petición de algunos de nuestros fieles, facilitamos nuestra cuenta bancaria:

Amistad en Cristo con María, a un Nuevo Amanecer
Banco Popular 0075 0458 08 0600542723

Las aportaciones son deducibles en el IRPF (Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas)

Amistad en Cristo con María, a un Nuevo Amanecer es una Asociación Privada de Fieles que fue aprobada por la Autoridad Eclesiástica el 19-12-2005. CIF R2802169I.

http://www.amistadencristo.org
conchapuig@hotmail.com
680 716 895

Están unidos a Amistad en Cristo con María, a un Nuevo Amanecer en:

España (Cuenca, Orense y Monforte de Lemos), Guatemala, Argentina, Uruguay, Colombia, EEUU (Dallas), Méjico (Hermanos Reparadores de Méjico, Miguel Auza (Zacatecas), San Luis de Potosí).

sagrado-corazon

ORACIÓN POR LOS MÁRTIRES DE NIGERIA Y DEL RESTO DEL MUNDO

Elevemos el mundo entero, nuestro grito de dolor, creando puentes de unión y oración al Padre, por los mártires de Nigeria y del resto del mundo. Que este silencio internacional, este gran pecado de omisión, nos haga reflexionar, entrar en nuestro yo egoísta y cómodo, hacer examen de conciencia y prepararnos para el duro juicio que vamos a tener si no cambiamos, y tomamos conciencia de la triste y dura realidad que están viviendo hermanos nuestros en Cristo. Su Sangre son las Lágrimas de Dios, no por ellos, que ya viven en el AMOR, sino por nosotros, pobres pecadores.

CONCHA PUIG, presidenta de Amistad en Cristo con María.

Enlaces de Interés

Os recordamos que podéis escuchar la programación de Amistad En Cristo con María todos los viernes a las 03h, a las 13h y a las 21h (GMT+1), en Radio de la Paz.

logo

163 pensamientos en “Inicio

  1. Que seria de nosotros si Dios no nos diera siempre una oportunidad para volver a empezar?. (Papa Francisco)

    Ten siempre el valor de la verdad, pero recuerda esto: no eres superior a nadie. (Papa Francisco)

    Cuando mayores son los dones que Dios nos da, mas humildes debemos ser. (San Francisco de Asís)

    Me gusta

  2. Jesús, hoy celebramos a San Francisco Javier, el “divino impaciente” el intrépido jesuita que llevo Tu Nombre y Tu salvación a los pequeños y a los grandes. Tu palabra, hará que mi corazón sea manso, humilde y sencillo.
    En sus días florezca la justicia y la paz abunde eternamente (Salmo, 71,7). San Francisco Javier, falleció en Sancian China, 3 de Diciembre de 1552. Ruega por nosotros.

    Me gusta

  3. “Solo una relación real con Dios (oración) nos da la fuerza para vivir intensamente todos los acontecimientos, especialmente los mas dolorosos” ( Papa Benedicto XVI)
    “Ser santo no comporta ser superior a los demás; por el contrario, el santo puede ser muy débil, y contar con numerosos errores en su vida. La santidad es el contacto profundo con Dios: es hacerse amigo de Dios, dejar obrar al Otro, el Único que puede hacer realmente que este mundo sea bueno y feliz. ( Papa Benedicto XVI)

    Es una necesidad despertar el sentido espiritual, tengamos un encuentro diario con Dios, dejémonos amar por El, tengamos ratos largos de oración para que crezca nuestra amistad intima con Jesús.

    Me gusta

  4. La Santa Misa es el cielo en la tierra. Decía el Cardenal Sconborn que el cielo y la tierra, la Iglesia celeste y la Iglesia peregrina, se unen sobre la tierra durante la celebración de la Sta. Misa. Por eso, decimos claramente que la Sta. Misa es el Cielo en la tierra y que se celebra realmente con todos los Ángeles y todos los Santos. (Lorient Marc, D L’angelite, o.c.p.,25)

    Me gusta

  5. Cada persona que ves, esta luchando una batalla de la que tu no sabes nada. Seamos siempre amables.
    Tenemos que ver el alma de los demás y cuidarla como nuestro Jesús amado lo haría. Señor que seamos un reflejo de Tu Amor….

    Me gusta

  6. Cuanto mayores son los dones que Dios nos da , mas humildes debemos ser.
    Los dones que no se comparten se pierden; los que se comparten con humildad se multiplican…
    No permitas que nada ni nadie te haga sentir que no tienes ningún valor, o que el desprecio de otros te dañe emocionalmente… Cuídate de los que viven sembrando desesperanza y fracasos.
    Porque el hombre ve las apariencias, pero Dios ve el corazón…

    Me gusta

  7. Tu no necesitas aparentar otra cosa de lo que verdaderamente eres para que Dios te ame. Dios te ama como eres. Es mas: El quien te hizo así. El no solamente nos acepta como somos, sino que gusta de nosotros como somos, tiene su alegría en nosotros (Sofonías 3,17). A cada uno de nosotros El nos dice esta gran verdad: “Tu eres mi hijo querido en quien tengo mis complacencias”
    Dios te quiere con tus cualidades y defectos. No por tus cualidades, pero si con tus cualidades. No deja de amarte por tus defectos. Te ama con ellos. No te ama por lo que haces, sino que te ama. Te acepta y te acepta con Amor. Dios te ama con tus pecados y tus esfuerzos seas rico o pobre. Tu no necesitas colocar mascaras delante de Dios. El te ama porque eres su hijo. Y no por otra cosa. No te ama porque tu eres bueno, sino porque El es bueno.
    En algún sentido verdadero el ama de una manera especial a los pecadores. El mayor de todos los pecadores es el mas amado por Dios porque donde abunda el pecado SUPERABUNDA el Amor Todo-Misericordioso y Todo-Poderoso de Dios, siempre capaz de transformar pecadores en santos.
    María Magdalena, Pablo de Tarso. “En un instante deshaces un alma y la tornas a rehacer”. (Canto del Alfarero). Por su infinita Misericordia nos llamo y nos sigue llamando a todos a Su Intimidad y a su Alegría, a su Seguridad y a Su Grandeza. Quien es mas pecador es quien mas puede experimentar el perdón, gozo y esperanza, porque es el mas necesitado.
    Te ama como eres, pero te ama tanto que no quiere dejarte así, quiere al mucho mejor para ti.
    EL ES PODEROSO PARA REALIZAR POR NOSOTROS EN TODO INFINITAMENTE MAS (MUCHO MAS) DE LO QUE PEDIMOS O PENSAMOS (Ef. 3,20).
    Su plan para tu propio bien supera en mucho lo que tu puedes pensar o imaginar para tu propio bien.
    Cuando los cielos están encima de la tierra, tanto mis caminos están encima de vuestros caminos…” (Is. 55,9) ( de unos ejercicios del Fundador de Amistad en Cristo).

    4

    Me gusta

  8. Un día Saulo de Tarso, decidió perseguir a Jesús y se encamino para prender a los cristianos. Pero era Jesús quien lo estaba persiguiendo, hasta que lo alcanzo. En aquel momento Saulo fue aprisionado, aprisionado por el amor de Jesús. Dios-Hombre Crucificado y Resucitado lo sedujo. Y el, simplemente se dejo seducir (Jer.20,7). Saulo de Tarso había muerto, Pablo de Damaso había nacido. El que con sus impredecibles CARTAS DE FUEGO ayudo a tantos y tantas a lo largo de 20 siglos a amar a JESUCRISTO CON LA PASION MAS ARDIENTE, MAS PROFUNDA, MAS TOTALIZANTE, MAS TENAZ que agito jamás a ningún amante sobre la tierra.
    Escribe a los Gálatas: “Pero ahora, conociendo a Dios, a lo mejor, siendo por Dios conocidos….(Gal.4,9)
    Es que no fueron los Gálatas los que amaron a Dios. Primero Dios los amo a ellos. El amor no consiste en que amemos a Dios sino en que El nos amo primero (1JO4,19)
    A veces buscamos a Dios y queremos amarlo pero nadie puede amarlo si antes no ha experimentado su Amor. Necesitamos hacer un alto en el Camino. Detenernos y dejarnos alcanzar por El por su AMOR.( P: Antonio H.)

    Me gusta

  9. Dios te quiere. Y la única cosa que te pide es que creas en su Amor, que creas en El, que confíes en su Plan sobre ti mas que en el tuyo. (1 Jo 4,8-9). La primera cosa que Dios nos pide no es que LE amemos. Es que nos dejemos amar por El. Tu manifiéstale solamente que quieres experimentar el amor de EL por ti.
    No se trata de que nosotros intentemos llegar a EL. Es EL quien quiere llegar hasta nosotros. No se trata de que nosotros lo alcancemos a EL, sino que nos dejemos alcanzar por EL. Antes de que comenzásemos a buscarlo, EL ya nos estaba buscando. EL tomo la iniciativa. “Tu no me buscarías si no me hubieses alcanzado ya” ( Pascal).

    Me gusta

  10. “Tu me haces comprender que no es cosa imposible caminar tras Tus huellas, ¿Oh Reina de los santos!; al practicar Tu siempre las virtudes humildes, el camino del Cielo dejaste iluminado” Sta. Teresita del Niño Jesús. ( Poesía 54 “porque te amo”) Concha P.

    Me gusta

  11. Dice S. Juan de la Cruz: “Para enamorarse Dios del alma no pone los ojos en su grandeza, sino en la grandeza de su humildad” Ayúdanos Jesús mío a que nuestra alma se enamore cada vez mas de Dios ,,, y a ser HUMILDES. Concha P.

    Me gusta

  12. Dios mío y Madre nuestra, te pedimos por todos los Sacerdotes, Misioneros, Religiosos y Religiosas, por nuestro Papa Francisco, que este firme en Tu Palabra!!!! Espíritu de Verdad y Fidelidad, cúbrelos con Tu Luz,,,, que lo urgente no los aparte de lo IMPORTANTE, que el querer ser tan diplomáticos y condescendientes no los aparte del CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA ,,, ese que es recto y conduce al Cielo,,, tienen que ser OTROS CRISTOS EN LA TIERRA, Tú mi Amor no te bajaste de la Cruz y Tu Palabra era, es fuerte, clara y VALIENTE,,, a veces tanto quieren agradar a todos que confunden. Gracias Dios mío y perdón. San José ayúdalos. Concha P.

    Me gusta

  13. Oh Dios Tu que concediste a S. Jerónimo una estima tierna y viva por la Sagrada Escritura, haz que Tu pueblo se alimente de Tu Palabra con mayor abundancia, y encuentre en ella la fuente de la verdadera vida.
    Ignorar las Escrituras en ignorar a Cristo.

    Me gusta

  14. Cruz gloriosa
    San Mt 16, 24—–) ” El que quiera venir en pos de mi, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame”
    Quienno coja su cruzyme siga, no es digno de mi.
    Una multitud de santos siguen la cruz gloriosa que los lleva al cielo, a Dios.
    Detrás hay muchas renuncias por amor a Dios, a su Reino, para que este se extienda.
    La cruz de Cristo nos salva, salva a la multitud de santos y es camino de salvación y glorificación.
    Cruz gloriosa que llevada con Cristo se reduce en nada ya que Dios es amor y solo sientes el peso del Amor Misericordioso, Jesús, que es el que lleva la cruz x ti. El ha dado todo, su vida, por ti. Cruz gloriosa. Cruz victoriosa. Cruz redimida. Cruz redentora.
    Gracias Jesús por sufrir por nosotros y redimirnos y hacernos hijos de Dios Padre, abrirnos el paraiso, borrarnos todos los pecados incluso el original sin mérito nuestro por gracia, puro don.
    Tu cruz Jesús es gloriosa porque es camino de salvación, camino de amor porque nos lleva al Padre, a Ti, al Espiritu Santo, a amar a los hombres por amor a Tí.
    Cruz gloriosa. Cruz redentora. ¡Gracias!
    Te amo misterio absoluto e incomprensible para mí, para tí, para nosotros.
    Cruz gloriosa que llevada con Jesús queda reducida a la nada porquevienelavida futura, la Resurrecció, el cielo, Tú Dios mio.
    Cruz gloriosa intercede ante esta humanidad caída para que podamos gozarun día del cielo junto a la Trinidad, la Santísima Virgen María, los angeles y santos.
    Espiritu Santo ven, desciende a nuestras almas.

    Me gusta

  15. Cruz gloriosa
    San Mt 16, 24—–) ” El que quiera venir en pos de mi, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame”
    Quienno coja su cruzyme siga, no es digno de mi.
    Una multitud de santos siguen la cruz gloriosa que los lleva al cielo, a Dios.
    Detrás hay muchas renuncias por amor a Dios, a su Reino, para que este se extienda.
    La cruz de Cristo nos salva, salva a la multitud de santos y es camino de salvación y glorificación.
    Cruz gloriosa que llevada con Cristo se reduce en nada ya que Dios es amor y solo sientes el peso del Amor Misericordioso, Jesús, que es el que lleva la cruz x ti. El ha dado todo, su vida, por ti. Cruz gloriosa. Cruz victoriosa. Cruz redimida. Cruz redentora.
    Gracias Jesús por sufrir por nosotros y redimirnos y hacernos hijos de Dios Padre, abrirnos el paraiso, borrarnos todos los pecados incluso el original sin mérito nuestro por gracia, puro don.
    Tu cruz Jesús es gloriosa porque es camino de salvación, camino de amor porque nos lleva al Padre, a Ti, al Espiritu Santo, a amar a los hombres por amor a Tí.
    Cruz gloriosa. Cruz redentora. ¡Gracias!
    Te amo misterio absoluto e incomprensible para mí, para tí, para nosotros.
    Cruz gloriosa que llevada con Jesús queda reducida a la nada porquevienelavida futura, la Resurrecció, el cielo, Tú Dios mio.
    Cruz gloriosa intercede ante esta humanidad caída para que podamos gozarun día del cielo junto a la Trinidad, la Santísima Virgen María, los angeles y santos.
    Espiritu Santo ven, desciende a nuestras almas.

    Me gusta

  16. La fe, esperanza y la caridad son las tres virtudes cardinales de donde nacen las demás virtudes y son el eje, el centro, de nuestra religión católica.
    Una no puede ir separada de la otra y todas se apoyan entre si.
    La fe es una virtud sobrenatural x lo k creemos firmemente lo k Diosha revelado y la Iglesia nos enseña.
    La esperanza es esperar aquello k no se ve, el cielo, las bienaventuranzas pero con la razón podemos conocerla.
    Y la caridad es el principio y fin ultimo de nuestra fe.
    La caridad es lo k nos debemover a actuar, pensar, obrar u omitir.
    La caridad empieza cumpliendo el mandamiento mayor amar a Dios y como consecuencia amar al otro x amor a Dios y el otro empieza x nosoyros mismos ya k somos un ser diferente de
    Dios.
    Todas las demas virtudes nacen de la fe k creemos sin ver ya k dice la bienaventuranza dichosos los k crean sin haber visto.
    La esperanza nos hace perseverar en el buen obrar, esperar contra toda esperanza y confiar en Dios; el Padre x medio de su Hijo, Jesús, ayudados x el Espiritu Santo; nos dará lo mejor para alcanzar el cielo aunque aparentemente no se vea aun el bien alcanzado sino lo contrario k todo perezca, vaya en contra con vientos vayan en contra como cuando Jesús dormía en la tempestad k calmo con una sola palabra.
    Y la caridad es lo unico k existe en las moradas eternas ya k la fe y la esperanza desaparecerán en el momento de la muerte ya k habremos conseguido el premio, el cielo, y la caridad permanecerá y permanece en Dios y en todos los bienaventurados ya k Dios es Amor y si nosotros somos creados a imagen y semejanza de Dios tenemos k amar con Su Amor no importa tanto lo k se haga sino la intencion k se pone y esto es llevar el amor de Dios con nuestra vida y colaborar así en la extension de su Reino, paz y Amor. Pidamos a la Virgen Santisima María k haga esto posible en nosotros y podamos vivir como Jesús y María x excelencia el himno de la caridad contenido en I Corintios 13 donde nos dice k es la caridad.
    Hay k recordar k todo pasa pero k lo unico k permanece es el amor sino miremos x lo k son recordadoslos santos no tanto por sus obras sino x su amor.
    ¿No nos amo Jesús hasta el extremo dando su vida por ti, por mi, por nosotros, x todos aunque algunos no lo recibieron?
    Cuerpo de Jesús muerto por mi. Sangre de Jesús derramado x mi. Muerte de Jesús por ti, por mi, por todos los k desean acogerld.
    A Jesús se le recuerda x el amor k nos dio hasta la muerte de cruz y k vinos a enseñarnos el amor de Dios Padre, dejandonos al Esñiritu Santo k co tinuara su obra de Amor.
    Acudamos a Jesús y María para llevar a cabo esta gran empresa de la economia de la salvación para mayor honor y gloria de Dios Padre, Hijo y Espiritu Santo.

    Me gusta

  17. San Jn 6, 32—–) “No fue Moisés quien os dio el pan del cielo; es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo; porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da la vida al mundo….Yo soy el pan de la vida”.
    Todo don viene del cielo, de arriba, de Dios. Cuanto más el pan de Dios que es Jesús mismo, su cuerpo, sangre, alma y divinidad. En el AT Dios Padre, en su providencia, alimento en el desierto a los Israelitas con el Maná, un pan que descendía por Voluntad Divina del cielo para alimentarlos; pero este pan era solamente para su sustento físico y para que vieran que la providencia de Dios estaba con ellos, que Dios estaba interviniendo en su favor. Después, cuando Cristo se encarnó, nació y antes de su pasión, muerte y Resurrección se dejó el mismo en el pan celestial, el pan vivo. Este pan que una vez consagrado ya no es pan es Jesús mismo con su cuerpo, sangre, alma y divinidad. Por eso, cuando comulgamos con las debidas disposiciones, en gracia, cuando lo adoramos es a Jesús mismo a quien comulgamos y adoramos y es El que nos transforma porque entonces es Jesús mismo quien se fusiona con nosotros. Jesús entra dentro nuestro y Su vida se hace nuestra, se encarna dentro nuestra y nos volvemos en Sagrarios vivientes ya que nuestro pobre cuerpo contiene al Señor de señores, al Rey de Reyes. Por eso, el dice Yo soy el pan de vida. ¿Porqué? Es el único pan, que aparentemente es pan, pero no es pan sino Jesús mismo y Jesús es el que da vida, esa vida divina eterna que nos lleva a vivir la ley del Amor en libertad.
    Pidamos al Espíritu Santo poder recibir a Jesús en gracia para de esta manera El nos vaya transformando en Su Corazón Sagrado, en sus sentimientos y así poder se hacer vida.
    Gracias Jesús por darte con nosotros y hacerte el pan de vida. Desciende a mi vida y hazteuno conmigo.

    Me gusta

  18. Hch 10, 4——–) “tus oraciones y tus limosnas han subido como memorial ante la presencia de Dios”
    Ante esta frase sólo podemos decir gracias. ¿Por qué? Porque Dios es muy bueno y nunca deja de recompensar las oraciones y las limosnas que se hacen. La limosna cubre una multitud de pecados y la oración alcanza y conmueve al corazón de Dios. Quizás no veamos los resultados instantáneamente sino que hay que esperar días, meses o incluso años pero Dios no deja sin recompensa esa oración que se hizo con amor y humildad. Dios es paciente y espera toda la vida de una persona para que vuelva su rostro a Él. Recordemos a San Dimas que se convirtió justo antes de morir. Y ¿cuántas lágrimas y oraciones hizo Santa Mónica por su marido y San Agustín? Y al final Santa Mónica murió en paz porque vio la conversión de su marido e hijo por los que ya yo había rezado. Así, de igual modo limosna. Dios ve eso he se da por amor a El por amor. Á El no le pasa nada inadvertido ya que Dios lo ve todo, esta constantemente mirándonos.
    Jesús escucha nuestras oraciones, no desatiendas nuestras peticiones llevalas al altar del cielo junto al seno de la Trinidad para que de esta forma veamos tu gloria en la recompensa que nos das. Acoge la limosna que hacemos como si a Ti te la diéramos o mejor a Ti te la damos y quien la reciba de frutos de amor y conversión y tu Reino de paz, amor, justicia, Misericordia sea conocido. Espíritu Santo enséñanos a orar y a dar y darnos para que Dios sea glorificado en nuestras palabras, pensamientos, acciones y omisiones.

    Me gusta

  19. San Mateo 24, 39ss—–) “No se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los arrastró a todos, así será también la venida del Hijo del hombre… ‘velad porque no sabrías que día vendrá el Señor…”
    Debemos estar preparados para la venida del Señor ya que no sabemos el día ni la hora. ¿Cómo podemos prepararnos? Hagámos una confesión general de todos nuestros pecados pidiendo al Espíritu Santo y al ángel de la guarda que nos ilumine. La mejor preparación es estar en gracia de Dios para ya sea la muerte o la venida de Cristo no nos coja desprevenidos sino amantes del Creador, del Redentor, del Espíritu Santo, de la Virgen María, Madre de Dios y nuestra, de los arcángeles, Ángeles y santos. Vivamos los mandamientos de la Ley de Dios y de la Santa Madre Iglesia. Apoyándonos en los Sacramentos, la oración, la lectura de la Biblia, el Rosario, el ayuno a no ser de estar enfermos aunque siempre se puede aunar de tv, críticas, murmuracion…todo lo que no una a Dios.

    Me gusta

  20. San Lc 24, 36——-)”Estaban hablando de estas cosas, cuando El se presentó en medio de ellos y les dijo:’la paz con vosotros.”
    Dios es paz. El Espíritu de Dios es paz. Cristo vino para traernos paz y enseñarnos a tener paz con nosotros mismos y entre unos con otros. Toda la teología de Dios es amor y el amor siempre lleva consigo paz. Donde hay ruido, perturbación no hay paz. Por eso, cuando Jesús se aparece después de Resucitado muchas veces dice:” la paz sea con vosotros…”. Esto lo podemos observar al acabar la Misa el sacerdote nos dice:”podéis ir en paz”. Ir en paz significa llevar la paz, ser mensajeros del mensaje de Cristo que es paz y no guerra para extender Su Reino de Amor, Misericordia, perdón. San Francisco siempre decía paz y bien. Así nosotros después de haber escuchado la Misa sintámonos portadores de paz y deseemos el bien y que mayor bien que tener la,paz de Dios y ser portadores de ella.
    Pidamos al Espíritu Santo que nos llene de su paz y amor para ser portadores de ella y quien nos vea se encuentre con Cristo que es Amor.

    Me gusta

    • Paz y Bien. Qie hermoso es, cuando 2 ó 3 en mii nombre están. Yo les guiaré y les llevaré a conocer y vivir en la voluntad de mí Padre. Que dicha alegría y consuelo recibe el alma aún enmedio de sus penas y sufrimiento . Mi alma alaba, bendice y dá gracias al Señor en todo momento.

      Me gusta

  21. San Jn 7, 68——)” Señor, ¿A quién vamos a ir? Tú tienes palabras de vida eterna, y nosotros creemos y sabemos que Tu eres el Santo de Dios”
    Señor, Jesús, Tu eres la Palabra, el Verbo encarnado. Tu Palabra da vida, cambia, transforma, sana, libera, convierte. Jesús conocerte es amarte ya que Tú sólo hablas de amor, de misericordia, de perdón. Jesús, Tu vida, Tu ejemplo nos enseña a vivir sin odios, resentimiento, rencor, disensiones. Jesús tus palabras transforma nuestros corazones heridos por el pecado, por los sufrimientos, por el dolor y vienes a cambiarlo en gozo, paz y amor. Jesús tus palabras llevan un mensaje constante de perdón hasta el punto de que muriendo pedistes al Padre eterno, Dios bueno y providente, perdón por nuestros pecados diciendole:”Padre, perdonales porque no saben lo que hacen”. Además dejaste a Tu Madre como Madre de pecadores, ovejas descartadas para que nos llevara a Ti, al amor misericordioso del Padre por medio del Espíritu Santo. Tu clamaba y quería el perdón para todo. ¡Qué gran misterio Tu misericordia y Perdón! Por eso, Tus Palabras tienen vida eterna porque todas ellas reflejan el amor Trinitario, como Dios único y verdadero nos ama y perdona. Nuestra historia es una historia constante de pecados e infidelidades por nuestra parte y de Tu gracia y Perdón por Tu parte. Solo cabe en nuestro corazón la gratitud, darte gracias. Nunca podremos agradecer todo el bien que nos haces. Por eso, Tu eres el Santo de Dios, sin pecado, lleno de amor, misericordia y Perdón. Para esto viniste y para esto te quedasen la Eucaristía para que nos llevemos de Ti y de Tu amor.
    Ven Espíritu Santo a nuestra mente, a nuestro corazón y posa, Haz que se graben las Palabras de Jesús para que por medio de Ellas que son y reflejan Tu corazón seamos otros Cristos, mensajeros de tu evangelio y propagadores de Tu Reino, de Tu Amor. Virgen Santa guiarnos, conducirnos, a Jesús y enséñanos el camino a Dios para que como Jesús vayamos creciendo en sabiduría y gracia.

    Me gusta

  22. San Mc 10, 42—–)” Jesús, llamándoles les dice: ”sabéis k los k son tenidos como jefes de las Naciones, las dominan como señores absolutos y sus grandes las oprimen con su poder. Pero, no ha de ser así entre vosotros, sino k el k quiera ser grande entre vosotros, será vuestro servidor y el k quiera ser el primero entre vosotros, será esclavo de todos…”
    El Reino de Dios funciona diferente que este mundo en el que vivimos. Aquí, en la tierra, impera el poder, el querer ser más que El otro el destacar, el dominar, el que te sirvan, el mandar…pero el Reino de Dios, de los cielos funciona justamente alrevés. Jesús se encarnó para enseñarnos lo que Dios Padre quería de nosotros. El quería que por encima de todo poder y principado existiese la ley del amor. Muchas veces para que haya paz y llevemos el mensaje de Cristo tenemos que renunciar a nosotros mismos, negarnos en una palabra que en vez de dar paz podría producir más guerra, donde un acto podría producir celos, envidias. Hagamos todo lo que de gloria a Dios y no a los hombres. Y lo que le da gloria es lo mismo que hizo Cristo que siendo Dios se hizo hombre como uno de tantos, que pasó haciendo el bien, sirviendo para que de este modo Su Reino de paz, misericordia y amor se extendiera. El vino a servir y no ser servido. Por eso, en las bodas de Caná cuando Su Madre le pide que remedie que se habían quedado sin vino El dice “aún no ha llegado mi hora”; pero para complacer a su Madre y arreglar una necesidad material hace el milagro. Por encima de todo está la voluntad del Padre que vino a servir y no a ser servido. Así mismo, nos pide Dios que hagamos: que no hagamos prevalecer nuestros derechos, autoridad, dominar u opinamos con nuestros poder sino que amenos y sirvamos a las criaturas que la Providencia de Dios Padre nos pone al lado para ayudar. Y pensemos que cuando debamos ejercer la autoridad sea con cariño y mansedumbre para sacar lo mejor del prójimo. Ya que donde hay caridad hay amor y está el amor de Dios. Que nos recuerden por el bien que hagamos hecho con mansedumbre y humildad y no machacando al hermano. Y cuando Dios nos llame a su presencia digamos: “somos siervos inútiles. Hemos hecho lo que debíamos hacer”. Porque todo lo que hagamos, digamos, pensemos, omitamos sea por amor de Dios y la extensión de Su bendito Reino.
    Espíritu Santo danos espíritu de docilidad y mansedumbre. Llenarnos tanto de Ti que nuestro gozo este en servir a Dios y por amor a El a los hermanos. Enséñanos, Ilumínanos, corrígenos… para actuar siempre como servidores de Cristo y esclavos del Corazón Inmaculado de María.

    Me gusta

  23. San Mt 11, 4—-) “Id y contad a Juan lo que oís y veis: los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia a los pobres la Buena Nueva; ¡y dichoso aquel que no halle escándalo en mí!
    Como siempre Jesús tus palabras están llenas de amor y compasión. Las personas que no creen y no quieren creer en vez de hacer ver lo que tu haces ven lo contrario. No se han encontrado contigo que eres suma bondad. No se en quien o que piensan que eres. Si, realmente, se hubieran dado cuenta de que sólo pasasteis haciendo el bien, de todo lo que das cuando hay un corazón contrato y humilde que te busca, que te espera. Dios es amor. Tu eres la fuente del Amor. En Ti no hay resquicio de odio, de rencor, de resentimiento sino que buscas el sumo bien: Dios. Por eso, tus Palabras curan, liberan, dan esperanza de un mundo nuevo, un Reino nuevo donde existas Tu, Tu Amor, Tu bondad. En cambio las personas buscan el placer, el poder, el dinero, el sexo y allí creen encontrar la felicidad; pero cuando eso se derrumba: perecen, entran en una depresión. En cambio contigo todo es llevadero y fácil. Por eso, que cierto que en ti no podemos hayas escándalo sino Amor ya que Tu eres autor de todo bien y el bien absoluto eres Tú mismo. Solo puedo darte gracias por encontrarte conmigo, por amamos, por buscarme, por darme la vista del alma, por quitar mis parálisis de miedo, rencor, resentimiento o cualquier cosa que me paraliza amar y me permite caminar en el amor, por limpiarme de todos mis pecados en la confesión y curar tantas veces mi cuerpo herido, por poder oír tu Palabra, tus bondades…en fin por darte, acercarte a esta pobre y ruin pecadora. Jamás me podría escandalizar de Ti. Al revés, te pido perdón y tampoco deseo que Tu te escandalices de mi sino que puedas decirme: “ven amada mía, Paloma mía, ven”.
    Espíritu de Dios, Espíritu del Señor ven a darme vista, hacerme andar, limpiar la lepra del pecado y la enfermedad, abrir el oído para oír Tu Palabra, sacarme de todo lo que no me lleve amar y perdonar sino a morir al Bien, a Ti mismo y a poner deseos, fuerzas de llevar el mensaje tuyo, del evangelio por allí por donde pase y a todas las Naciones. Ven Espíritu Santo y desciende a nuestras almas, ven.

    Me gusta

  24. San Lc 17, 1-2——)” Es imposible k no haya escándalos; pero ¡hay de aquel por quien vienen! Mas le vale k le pongan una piedra de molino y le arrojen al mar, k escandalizar a uno de estos pequeños. Andad, pues, con cuidado.
    Debemos ser muy, muy prudentes para que nuestros comportamiento y maneras de actuar no escandalicen ni por defecto ni por exceso. A veces, muchas veces nuestro modo de hablar puede escandalizar o se pueden preguntar pero ¿son cristianos? Ese hablar que tienen, que murmuran, critican, difamar, calumnian ¿da buen ejemplo? Ese acto, movimiento, acción? Lo haría Jesús,¿lo haría la Santísima Virgen Maria? Esa omisión ¿Es lo que agrada a Jesús, al buen Dios, Padre de todos? ¿Es nuestra vida ejemplo de Cristo? Estas son algunas preguntas que deberíamos hacer. Pero, la principal debe ser hacer y decir u omitir todo lo k haría, dirían u omitiría Jesús y María y lo que mayor honor y gloria diera a la Trinidad. Todo lo demás es romper la unidad del Amor, dar mal ejemplo, no llevar el buen olor de Cristo y por tanto, poder alejarlos de Dios. Entonces, si en vez de amar y acercar las almas a Dios las alejamos ya no trabajamos para el Reino de Dios sino del maligno. Por eso, hemos de ir con mucho cuidado y no escandalizar sino amar.
    Espíritu Santos daños el don de la prudencia para poder hablar, movernos, pensar y callar u omitir prudentemente para darle toda la honra y gloria k Dios se merece. Morir a uno cuesta; pero que sea para un bien mayor: la paz y el bien de las almas.

    Me gusta

  25. San Lucas 22, 25—-) “Los Reyes de las Naciones, los dominan y los que tienen poder sobre ellas reciben el nombre de bienechores. Pero vosotros o seáis así, sino que el mayor entre vosotros sea como el menor, y el que manda como el que sirve…Pues Yo estoy en medio de vosotros como el que sirve…”
    Oh Señor, haznos dóciles a tu Palabra, que nos penetre como espada de doble filo, que cale tan profundamente que nos transforme. Oh Señor, daños espíritu de obediencia. Tu no viniste a ser servido sino a servir. Que nuestra vida este dedicada al servicio con humildad no queriendo que nos sirvan porque tu nos has regalado una parcela donde trabajar, donde cultivar, donde sembrar… sino que en todo momento, en todo lo que hagamos, digamos, omitamos sirva para encontrarnos contigo para poder darte. Si, nos gustan los halagos, los primeros puestos pero que lejos está esto de Ti que pasasteis haciendo el bien, curando a los oprimidos por el diablo, obedeciendo hasta morir en una cruz. Por lo que parece, el poder parece que tiene la,primera Palabra; pero cuán lejos de la verdad están. Sólo Tu, Dios mío, que conoces el corazón y sabes lo que hay en el, sabes cuando se sirve desde el amor o desde la soberbia y la prepotencia creyendo que somos nosotros el que llevamos el mando cuando eres Tu.
    Liberarnos Señor de la esclavitud del faraón, de los que mandan desde el poder sin mirar lo que necesita el pobre, el enfermo sino que se imponga y haga porque lo digo yo y no se permite vivir la libertad sino es cortando la y controlandola. Dejemos Dios mío, que Tu seas el Rey y Señor de la historia. Espíritu Santo, ven.

    Me gusta

  26. Hch 10, 34—-) “Verdaderamente comprendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en cualquier nación el que le teme y practica la justicia le es grato”
    Dios ama a todos ya que todos son criaturas de Dios. Los que por gracia y misericordia de Dios hemos recibido el bautismo somos hijos adoptivos de Dios. Esta condición de hijos en el Hijo sólo es posible adquirirlas en el bautismo que adquirimos tal grado de gracia y bendición. Con el bautismo no sólo nos adquiere la condición de hijos sino entramos a formar parte de la Iglesia y se borra el pecado original y todo pecado, tu alma queda toda blanca y pura como la de la Virgen excepto que queda las consecuencias del pecado. Por eso, hemos de luchar con la ayuda de los sacramentos, la oración, la lectura de la Biblia y la buena formación católica para que de este modo vayamos creciendo en sabiduría y gracia y podamos luchar contra las tentaciones.
    Existe también el bautismo de deseo que es aquel que las personas que no han conocido a Cristo están llenas de Su Amor y si lo conociese se bautizaron o las personas que quiere bautizarse y mueren antes de ello también le son gratas a Dios, a Su Corazón, porque pasan la vida haciendo el bien y esto es lo que da gloria a Dios y le es grato.
    Congoleños el corazón de Cristo para que vaya creciendo el número de hijos de Dios a la vez que crecen en sabiduría y gracia. Pidamos al Espíritu Santo, para que descienda su fuego de amor y crezca el Reinado de Dios sobre la tierra.

    Me gusta

  27. San Lucas 16, 14—-) “lo que es estimable para los hombres, es abominable para Dios”
    Dios es amor. El hombre está construyendo una civilización sin Dios. Cuando Dios desaparece del corazón del hombre, de la sociedad se vuelve un salvaje donde su único interés es el mismo y los demás por amor a si mismo. A los hombres les atrae el mundo (poder, dinero), el demonio y la carne (sexo, sensualidad). Jesús, el Verbo de Dios encarnado, viene a restituir la relación con Dios Padre y a enseñarnos que lo importante es el amor por encima de todo. Por eso, lo que el hombre estima sino pone a Dios en el centro no es Dios mismo sino otros ídolos. Debemos de esforzarnos en que nuestra única motivación sea el amor a Dios y las almas. Para ello, es necesario orar y frecuentar los sacramentos. De esta forma pondremos a Dios en el centro de nuestra vida. Porque sino oramos a Dios ¿cómo podremos conocerle? También es una buena ayuda la lectura y meditación de la Palabra de Dios.
    Pidamos al Señor Jesús que no nos muevan los intereses del mundo sino sus intereses. Que el Espíritu Santo descienda a nuestra alma para que seamos dóciles a sus inspiraciones y nos mueva sólo El.

    Me gusta

  28. San Jn 21, 15—-) “Dice Jesús a Simón Pedro:’Simón de Juan, ¿Me amas más que a estos?’ Le dice el:’Si, Señor, tu sabes que te quiero Le dice Jesus:’Apacienta mis corderos….”
    Jesús le pregunta a Pedro si le quiere. En el texto podemos leer que se lo pregunta no una sino hasta tres veces. Pero la primera es la más significativa ya que le pregunta si le ama más que a estos. Esto es lo que nosotros debemos preguntarnos. Este es el primer mandamiento. Esto es amar a Dios por encima de todo y todos y poner el amor a Dios Trinitario el primero. Cierto que aquí se lo pregunta Jesús pero el Padre y el Espíritu Santo nos pregunta lo mismo. Debemos amar aquel que no vemos ante todo. Debemos amar a Jesús y una vez que lo amamos con todo el corazón, con toda la mente, con todas las fuerzas podremos amar, hacer extensible nuestro amor a los hermanos que vemos; pero primero debemos amar al que nos creó, nos redimió, nos sacrificó, darle gracias y después llevar Su amor a nuestros hermanos. Sólo así haremos creíble el amor de Dios. Dios es Amor y el que ama está en Dios y Dios en el. Dejémonos invadir por el Espíritu Santo, el Espíritu del Señor y veremos maravillas en nosotros y en el exterior.
    Pidamos al Espíritu del Amor k cada día nos enamoramos más para que así de esta forma Dios habita en nosotros y que la Virgen María, Madre de Misericordia, llena de gracia y donde habitaba la Santísima Trinidad, Templo y Sagrario de Ella interceda vivir siempre en la gracia de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Gloria a la Santa y beata Trinidad.

    Me gusta

  29. I Corintios 12, 16——) “Así también el cuerpo no se compone de un solo miembro, sino de muchos”
    ¡Cuánta razón tiene San Pablo!!! La Iglesia no sólo se compone de sacerdotes o consagrados sino de todos los bautizados k son muchos. Todos somos necesarios. Si uno falta la Iglesia, como el cuerpo, tendría una discapacidad. Y al ser Su cabeza Santa ya que es Cristo la Iglesia es Santa formada por Su cuerpo, que son los miembros de la Iglesia, las personas bautizadas; niños, adultos, ancianos… que formamos la Iglesia. El más pequeño, aquel recién nacido ya bautizado forma la Iglesia y sus alegrías, sus sufrimientos es Iglesia.
    Nadie es más he otro. Todos somos necesarios para formar la Iglesia como Manuel, un niño de 4 años, que murió en olor de santidad ofreciendo sus sufrimientos por las almas y uniéndolo a Jesús en la Eucaristía desde que hizo a los 6 años su primera comunión parla salvación de las Almitas, como el decía. Aparentemente un miembro frágil, muy frágil y cuantas almas salvo.
    Así todos los miembros, todos los bautizados desde la realidad que nos toca vivir somos útiles para extender el Reino de Dios si ofrecemos todo: las alegrías, sufrimientos, enfermedades, trabajos… todo por la propia salvación y la del mundo entero.
    Pidamos a la Divina Misericordia, a Jesús, que pase su mano dañando, liberando y el Espíritu Santo se derrame con fuerza en los corazones para que rompa todas las ataduras y esclavitudes y podamos volver a la casa de Dios Padre como el Hijo pródigo que estaba perdido y fue encontrado y todo para el mayor honor y gloria de la Santa y beatísima Trinidad.
    Todos somos necesarios, útiles y si uno sufre la cabeza, Cristo, sufre y por tanto la Iglesia entera sufre y si un miembro se alegra la cabeza, se alegra, y toda la Iglesia goza y se alegra.
    Quitemos sufrimientos a Cristo y llevémosle alegría. Que nuestra vida sea una alabanza para Gloria de Dios Padre Hijo y Espíritu Santo.

    Me gusta

  30. San Mc 2, 14———) “Al pasar; vio a Leví, el de Alfeo, sentado en el despacho de impuestos, y le dice: “Sigueme” El se levantó y siguió.
    Que prontitud la del Levi que en medio de sus ocupaciones Jesús le debió mirar con tanto cariño y le dijo :”sigueme”. Nos debemos preguntar que es lo he debió sentir el Leví en ese momento. Cuanto amor debió sentir en su corazón ante esa palabra:”sigueme”. Cuanto amor, cuanta ternura que no pudo decir que no. Se debió de derritir y le siguió. Así debe ser cuando Jesús nos llama. Unas veces te llama por el nombre otras no; pero todas nos dice:”sigueme”.
    Dice, el se levantó y le siguió. Así debemos actuar nosotros ante la llamada de Dios. No dilatarlo sino responder con prestada, prontitud y diligencia sin titubeos. Hemos de dejarlo todo como cuando una madre te llama y acudes al acto o un hijo llama a su madre y acude al acto. Así debe ser nuestra correspondencia pronta, alegre y sincera. Como los niños hacen he dejan todo y continúan. Jesús nos llama a una nueva vida; pero quiere que con nuestra libertad le sigamos. ¿Cómo nos llama? El tiene sus modos y maneras para darse a conocer y para que le sigamos y no pospongamos nuestra respuesta. ¿ Qué hubiera sido de nosotros si María, Su Madre y nuestra Madre hubiera pospuesto la respuesta? Pues eso es lo que quiere Jesús que respondemos con prontitud y dejemos todo lo que no nos une a El, lo que no nos lleva al amor. Ven y siguen a nos dice. Ven conmigo, nos dice, empezar una nueva Vida llena de gracia y virtud.
    Espíritu Santo desciende a nuestro ser, nuestra alma y daños los dones y gracias para responder con prestada y prontitud. Ven, Señor Jesús, ven. Y imitemos a María y con Ella digamos Fiat, hágase en mi según Tu Palabra, Tu Voluntad.

    Me gusta

  31. San Lucas 19, 10:”Pues el Hijo del hombre ha venido buscar y salvar lo k estaba perdido”
    Todos por el pecado original estábamos perdidos pero por la gracia del nacimiento, muerte y Resurrección del Señor Salvados por tanto encontrados. La culpa fue grande la gracia de la salvación fue mayor.
    El Hijo del Hombre, Jesús, se ha hecho carne en la entrañas durísimas de María para buscarnos y salvarnos.
    Pensemos de donde nos ha sacado el Señor y k dicha y felicidad saber k nos busca el,primero, se entrega el primero, se deja encontrar para k así, sólo así, podamos salvarnos.
    El, Jesús, es el único inocente, sin pecado k entrega su vida por los culpables, nosotros.
    K confianza debemos tener cuando a escogido encargarse en lo más débil un bebé, un infante, un niño k depende totalmente de otro ser humano para k lo cuide. Los primeros cuidados son los más importantes para ser queridos.
    Dicen los k saben k los tres primeros años son los más importantes. Imaginemos cuanto amor debió recibir Jesús de José y María para sentirse feliz. Su Misión era ardua buscarnos, sacarnos de las tinieblas del pecado, y finalmente salvarnos para eso vino echo bebé. María y José le daban todo el amor posible pero no le podían quitar el sufrimiento de la redención. Seguramente ya de niño sentiría el dolor del pecado ajeno, de las faltas de los,niños con que jugaba…El k era todo amor, obediente cuanto ya de niño debió sufrir viendo como eran los niños sin el amor perfecto del Padre celestial, de la Mamá celestial, de San José. Seguramente El ya rezaba por sus amiguitos. Hagamos nosotros lo mismo y recemos por todos aquellos que nos encontremos en el camino buenos y malos para k se conviertan y se encuentren con Cristo como nosotros. Para eso vino Cristo Para buscarnos y salvarnos y una vez encontrados vayamos al ansiado cielo.
    Gracias Jesús, José y María por ser una escuela de amor. Queremos corresponderse con nuestro pobre y limitado amor pero ahí tenéis nuestro corazón para k hagáis lo k deseis y ayudaros a salvar almas.
    Que tu venida Señor no sea embalde y nos Salvemos y seamos puente para k muchos vayan a Ti. Gracias por venir y contar con nosotros para k otros te conozcan pero ocultarlo a nosotros para k sólo Tu, Dios mío, te lleves todo el honor y Gloria.

    Me gusta

  32. San Lucas 19, 10:”Pues el Hijo del hombre ha venido buscar y salvar lo k estaba perdido”
    Todos por el pecado original estábamos perdidos pero por la gracia del nacimiento, muerte y Resurrección del Señor nos salvo. La culpa fue grande la gracia de la salvación fue mayor.
    El Hijo del Hombre, Jesús, se ha hecho carne en la entrañas purísimas de María para buscarnos y salvarnos.
    Pensemos de donde nos ha sacado el Señor y que dicha y felicidad saber que nos busca el primero, se entrega el primero, se deja encontrar para que así, sólo así, podamos salvarnos.
    El, Jesús, es el único inocente, sin pecado que entrega su vida por los culpables, nosotros.
    Que confianza debemos tener cuando a escogido encargarse en lo más débil un bebé, un infante, un niño que depende totalmente de otro ser humano para que lo cuide. Los primeros cuidados son los más importantes para ser queridos. Se dice que los tres primeros años son los más importantes. Imaginemos cuanto amor debió recibir Jesús de José y María para sentirse feliz. Su Misión era ardua buscarnos, sacarnos de las tinieblas del pecado, y finalmente salvarnos para eso vino echo bebé. María y José le daban todo el amor posible pero no le podían quitar el sufrimiento de la redención. Seguramente ya de niño sentiría el dolor del pecado ajeno, de las faltas de los,niños con que jugaba…El que era todo amor, obediente cuanto ya de niño debió sufrir viendo como eran los niños sin el amor perfecto del Padre celestial, de la Mamá celestial, de San José. Seguramente El ya rezaba por sus amiguitos. Hagamos nosotros lo mismo y recemos por todos aquellos que nos encontremos en el camino buenos y malos para que se conviertan y se encuentren con Cristo como nosotros. Para eso vino Cristo Para buscarnos y salvarnos y una vez encontrados vayamos al ansiado cielo.
    Gracias Jesús, José y María por ser una escuela de amor. Queremos corresponderse con nuestro pobre y limitado amor pero ahí tenéis nuestro corazón para que hagáis lo que deseis y ayudaros a salvar almas.
    Que tu venida Señor no sea embalde y nos Salvemos y seamos puente para que muchos vayan a Ti. Gracias por venir y contar con nosotros para que otros te conozcan pero ocultalo a nosotros para que sólo Tu, Dios mío, te lleves todo el honor y Gloria.

    Me gusta

  33. San Mc 4, 20 —-) “Los sembrados en tierra buena son aquellos que oyen la Palabra, la acogen y dan fruto, unos treinta, otros setenta y otros ciento”
    Que está Navidad que llega nuestro corazón sea la tierra buena donde nazca la Palabra., Jesucristo, el Verbo. Recojamos al que llega, al Salvador., Démosle cabida en nuestro corazón vacío de todo pecado, todo materialismo, concuspicencia, preocupaciones de la vida, agobios, y así, sólo así podremos tener un corazón vacío de todo para quenazca el niño Dios en nuestros corazón. El necesita encontrarnos limpios, en gracia para que Su gracia,pueda fluir en nuestra alma, nuestro cuerpo. Necesitamos oír la Palabra de Dios, la Biblia, en Misa o fuera de ella, para conocer y saber a quién acogemos, quien está a la puerta y llega como en otro tiempo busco San José y Maria Santísima dondeacoger a Jesús. Ahora Jesús busca venir habitar en nuestro corazón. Regalemosle que El lo encue tres en gracia y El que es el Rey de la paz y del Amor nos llenará de Su Amor. No dejemos que los avatares de la vida ahogue Su llegada.
    Preparamos para recibirlo con oración, con los sacramentos, con el Rosario, con la Misa para recibirle que ya queda poco para recibirle. Y que Mayor regalo ya un corazón bien dispuesto.
    San José y María Santisima dispusieron la cueva por pobre que fuera para que llegara el Rey. Dispongamos nuestra morda, nuestto corazon y alma para que llegue y se sienta feliz ycontento por tener un corazon que le ama para reposar.
    ¡Qué gran dicha!¡Qué alegría! Navidad ¡Llega ya! ¡Nace el Rey! El Rey, el Salvador, quiere reinar en nuestro corazón. Y en cuantos más corazones reine Su Reino de paz, misericordia más se extenderá.
    ¡Ven, Señor, Jesús, ven! ¡Maranatha, ven Señor, Jesús! Ven ya y no te vayas. Te necesitamos. ¡Te anhelamos! Te esperamos en cada comunión bien recibida. Se Tu el Señor de nuestra vida, de nuestra alma, ven. ¡Ven Señor Jesús, ven!
    Que todo el mundo, Señor Jesús, conozca Tu amor y que viendonos te vean. Que seamos personas llenas de paz, amor, misericordia, alegría, servicio, bondad… Porque Tu hábitats en nuestro corazón y dejas traslucirte a través nuestro.

    Me gusta

  34. San Lucas 1, 11ss——-) “Se le apareció el ángel del Señor, de pie….Al verle Zacarías, se sobresalió, y el temor se apoderó de él. El Ángel le dijo:’No temas, Zacarías, porque competición ha sido escuchada: tu mujer, te dará un hijo, a quién podrás por nombre Juan…”
    Cuantas veces nos decimos Dios no me oye, no escucha mi petición, por más k ruego nada cambia, todo sucede igual, la situación no mejora, no me escucha.
    El Señor, escuchó a Zacarías… Zacarías cuando ve al ángel se llena de temor. El no sabe la noticia que le trae. Para él le descoloca la aparición del ángel… ¿Quién de nosotros no nos sorprenderiamos y nos asustariamos al ver al ángel del Señor? Pero lo primero que Dios hace cuando quiere llevar a cabo una obras es darnos su paz. De este modo, la obra que Jesús nos pide, que no es nuestra está llena de su paz, de su amor y hace que crezca nuestra confianza porque es El el que realiza la obra a través nuestro. El sólo pide nuestra colaboración y consentimiento. Por eso, lo primero es que tengamos paz. Después, Jesús, nos regalará el don para llevar a cabo su obra.
    No nos cansamos de pedir contra toda desesperanza. Dios oye y responderá a nuestra petición en el momento menos pensado; pero el nos pide perseverancia, fe, confianza y dejarle hacer porque el es Dios y su mano providente actuará cuando sea el mejor momento para nuestra alma y el bien de las almas y Su Iglesia.
    Cuando Dios hace un bien no es sólo para nuestro bien sino para el bien no sólo tuyo sino de los demás también por eso exige sacrificio y mucha confianza de que si pedimos con fe y perseverancia nos concederá lo que nuestro corazón anhela.
    Espíritu Santo desciende a nuestro corazón, a nuestra vida para que la voluntad del Padre se realice por medio de su Hijo y podamos espera y recibir aquello que nuestro corazón anhela te lo pedimos por medio del Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado corazón de María.

    Me gusta

  35. San Lc 7, 37——) “Había en la ciudad una mujer pecadora pública. Al enterarse de que estaba comiendo en casa del fariseos, llevó un frasco de alabastro de perfume u, poniéndose detrás, a los pies de El, comenzó a llorar y con sus lágrimas le montaba los pies y los cabellos de su cabeza se los secaba, besaba sus pies y los unía con su perfume”
    ¡Que dicha para El Señor al ver que una mujer pecadora se le acerca con tanto cariño! Esta mujer hace un acto de amor y Jesús sólo ve amor. El amor borra todos los pecados. Jesús la acoge tal cual es y está. Jesús demuestra su amor por ella y perdón dejándose hacer, dejando que la pecadora llore, le rege sus pies con lágrimas de dolor, se los seis con sus cabellos y le unja con perfume. El Señor, cuando ella hace ese acto tan lleno de amor, no se pregunta cuanto vale ni nada sólo se deja amar.
    Jesús, el Señor, sólo espera que le amamos y utilicemos los dones y gracias que el nos da. Igual que Dios Padre nos da los mejores dones nosotros le hemos de devolver los mejores dones.
    Jesús le perdona todo porque ve su amor, su confesión pública de amor. Su pecado fue público, su conversión y arrepentimiento fue público y su perdón, el que Jesús le da, también es público. No escatimemos el darle lo mejor a Dios. El hará maravillas y a través de la confesión, si hay posibilidad, sino una confesión pública en caso de accidente, guerra, martirio o muerte repentina y digamos con nuestras palabras y obras: ”¡Jesús, es el Señor para Gloria de Dios Padre!
    Lloramos nuestros pecados, adoramos a Jesús y el transformará nuestra vida. Al que más ama y se arrepiente, Dios le perdona todo ya que repito el amor cubre la multitud de pecados.
    Como decía San Agustin: “Ama y haz lo que quieras ”
    ¡Espíritu Santo desciende a Mi alma para k pueda llorar lágrimas de dolor por el mal hecho y le unjamos con nuestras buenas obras para gloria de la Santa Trinidad y así seamos perdonados de todas nuestras faltas y pecados!

    Me gusta

  36. San Mc 15, 40—–) “Había también unas mujeres mirando, desde lejos, entre ellas, María Magdalena, María la madre de Santiago el menor y Joset, y Salomé, que le seguían y servían cuando estaba en Galilea, y otras muchas que habían subido con Él a Jerusalén “
    Que misión más grande la de la mujer. La mujer que tiene un corazon tierno, lleno de amor, compasion y misericordia sabe estar con mayor empeño estar al lado del que sufre, del enfermo, del solo, del abandonado.
    Desde los inicios de la historia la mujer ha tenido papeles super revelantes en la historia desde el antiguo testamento hasta el nuevo marcado por María la Madre de Dios y nuestra Madre que al pie de la cruz Jesús nos la entregó como Madre.
    Vemos en la historia como en los momentos más cruciales está la mujer y como al pie de la cruz estaban las mujeres y esto se debe al corazón de madre que entiende y comprende las necesidades de sus hijos y están destinadas a labores, tareas que los hombres no saben o comprenden.
    Por eso, Dios Padre, nos dejó un tiempo a su Madre para que pudiéramos ver su corazón. Agradecemos a todas las mujeres que dan la vida por Cristo y el evangelio y no menospreciemos las actividades cotidianas y ordinarias que llevan a servir al hermano viendo a Cristo en el.

    Me gusta

  37. Rm 3, 3 Si algunos de ellos fueran infieles, ¿gustará, por Ventura, su infertilidad la fidelidad de Dios? ¡De ningún modo! Dios tiene k ser veraz…
    Ciertamente sólo Dios es fiel. ¿A quién compararemos a El? Nadie por bueno y Santo que sea se puede aparecer a El.
    Jesús es el amigo que no falla, que no viene a juzgar ni condenar sino a salvar y a darnos su misericordia.
    Dios siempre es fiel a su Palabra. No falla. El nos corrige con Amor para que le busquemos sólo a El. Nadie se le puede comparar en amor, fidelidad… Sólo en El no encontramos otro motivo de darse que amor para que todos conozcamos al Dios invisible, al Dios Padre creador de todo.
    Dios es fiel y cuando da una palabra no engaña. El sólo busca nuestro bien: nuestra propia santificación? Todos los bienes riqueza, salud, trabajo, vivienda, vestido, comida…provienen de El y de su infinita misericordia y nos los da para identificarnos y llenarnos de su paz y amor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s