Las rosas

Qué preciosas estas rosas que me manda una amiga, así debe ser ese espíritu de Reparación que debemos sentir en nuestro corazón, para cada día de nuestra vida ofrecérselas a nuestro Jesús amado y consolar su ❤️ que tanto AMÓ y sufrió por nuestros pecados, al ver que aun dando su vida entera por todos sin excepción, ¡cuántos! iban a profanar, blasfemar, maltratarlo… ¡y darle la espalda!

Pero, ¡¡no!! Amor infinito, aquí estamos locos de amor como María Magdalena postrados en Adoración pidiendo perdón por nuestros pecados y los del mundo entero pues, ¡¡una vida no es suficiente para Reparar!!!

¡¡Mirad, hermanos, cuánta belleza hay en su rostro!! No juzga, sólo dice «Perdónalos, Padre, que no saben lo que hacen». Fijaos en su mirada, estemos un rato adorando tanta hermosura que irradian, ¿no veis? ¿No os dais cuenta, mis pobres hijos muy amados, cuánto os AMO? ¿¿No enloquecemos de amor??

Decía Sta. Teresa de Jesús que al joven rico del Evangelio le faltó una chispa de locura. ¿Te falta a ti? ¿A mí? Ayúdanos Madre y S. José, a enamorarnos cada vez más de vuestro Hijo, nuestro Dios y Señor 🔥

Concha Puig

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s