Homilía de S.S en el Ángelus

RV) En sus palabras para introducir el rezo mariano del Ángelus – en este día en que celebramos con gran alegría la fiesta de Todos los Santos – Benedicto XVI se ha referido a la estupenda sensación de asombro que se percibe cuando, visitando un jardín botánico, admiramos la variedad de plantas y flores, que nos lleva a pensar en “la fantasía del Creador, que ha hecho de la tierra un maravilloso jardín”.

“Sentimiento éste que se asemeja al que nos inunda cuando consideramos el espectáculo de la santidad y el mundo se nos presenta como un ‘jardín, donde el Espíritu de Dios ha suscitado con admirable fantasía una multitud de santos y santas, de toda edad y condición social, de toda lengua, pueblo y cultura”, enfatizó el Papa, haciendo hincapié en que, aun siendo distintos entre sí, ‘todos llevan el sello de Jesús’: “Cada uno es distinto, con la singularidad de su propia personalidad humana y de su propio carisma espiritual. Sin embargo, todos llevan impreso ‘el sello’ de Jesús (cfr. Ap 7,3), es decir la impronta de su amor, testimoniado por medio de la Cruz. Todos están en el gozo, en una fiesta sin fin, pero – como Jesús – han logrado esta meta pasando por la fatiga y la prueba (cfr Ap 7, 14), afrontando cada uno su propia parte de sacrificio para participar en la gloria de la resurrección”.

Sigue leyendo