La Verónica, valentía de una mujer

Por Beatriz Azañedo, publicado en Cathopic.com

Seguro que muchos de vosotros os habéis encontrado en la situación de ver a alguien en peligro, llorando, o caído en el suelo… y habéis sentido un impulso tan fuerte dentro de vosotros para ir a ayudarle que nada ni nadie os ha podido frenar.

Pues esto le pasó a aquella mujer que recibió el nombre de “la Verónica” cuando vio a Jesús sufriendo en su camino al Calvario.

No le importaron los soldados que rodeaban a Jesús para que nadie se acercara a Él, ni tampoco la paró el hecho de que la tradición judía prohibiera llorar por los condenados a muerte. Su amor era mucho más fuerte.

Seguramente sería una de aquellas mujeres que llevaba tiempo siguiendo a Jesús y escuchando su palabra. Triste, sufriendo por su Señor, seguía a la muchedumbre que se dirigía al Calvario para su crucifixión. Vería de lejos a su Santa Madre y a María Magdalena llorando, pero consoladas. La Virgen sabía la belleza que había detrás de todo esto.

Sigue leyendo