Cada Paso me acerca más a Dios

En nuestro peregrinar por esta vida debemos tener presente que por alguna razón estamos aquí. No es una casualidad, al contrario, es una causalidad. La causa primera es Dios, nuestro Creador. La causa primera es eterna, no tiene principio ni fin. Dios nos creó para ser felices, para tener también vida eterna. Dios en su infinita bondad nos regaló el libre albedrío, es decir la opción de elegir el Bien o el mal. Ya sabemos que el ser humano pecó y optó por el mal, me refiero a nuestros primeros padres: Adán y Eva. Pero Dios, en su misericordia, envió a su Hijo Amado Jesús para que se realizara la Redención. Los cristianos estamos llamados a seguir los pasos de Jesús. Debemos amar a Dios y a nuestro prójimo. A veces en este peregrinar se nos presentan muchas dificultades, sufrimientos, inestabilidad. Son las pequeñas cruces, porque si queremos a Jesús y optamos por seguirlo deberemos ser valientes para vencer las iniquidades y sufrimientos que aparecerán tarde o temprano.

Debemos pedir a Dios mucha fortaleza para transitar este camino. El porqué del sufrimiento es un misterio. Lo cierto es que la mayoría de los santos han sufrido mucho. Hay una frase que dice: «Por la Cruz a la Resurrección». Muchos pasamos por un desierto, que a veces es un sufrimiento muy grande, sufrimiento espiritual y corporal, angustia, soledad extrema, inestabilidad, pero Siempre se presenta a veces muy suave y en forma muy delicada la presencia de Dios. Tenemos que saber apreciar las señales que nos da Dios, nuestra Causa Primera o Nuestro Motor Primero como decía Santo Tomás de Aquino, está siempre a nuestro lado.

Llegaremos al Cielo si seguimos a Jesús y cumplimos sus preceptos con Amor. Dejaremos este Desierto, no cabe duda. En el Cielo me imagino que hay hermosos manantiales con aguas transparentes, tranquilas, cristalinas, no corrientosas ni agitadas. Encontraremos la paz, porque esos manantiales serán nuestro descanso. Ahí estará Jesús, el Agua Viva que nos dará será nuestra salud, nuestra paz y nuestra felicidad.

Pilar Muñoz Rivera de Santiago de Chile

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s