Testigos de la Cruz

Jesús sigue queriendo habitar y habita, en corazones de barro, y a veces de piedra – como su sepultura -, pero Él quiere reposar ahí para poder Resucitar y dejar iluminado para siempre el recinto en el que quiere despertar, salir dejando la huella de su estancia real para mí, para todos los tiempos, para este momento… El paño que cubría su rostro, antes de subir al Padre, lo dejó cuidadosamente doblado, como signo visible para el mundo, para mí, para el pueblo judío, de que VOLVERÉ….

Quiso dejar testigos, no dejarnos huérfanos de la Verdad, de la Salvación, de la Esperanza, porque «EL QUE CREE EN MÍ SE SALVARÁ»… Y así viene sucediendo… generación tras generación se sigue dando el mismo combate entre la Luz y la Oscuridad… y cada día, con la paciencia y el Amor de siempre, espera que seamos testigos de la Cruz para nuestros hermanos… y para eso nos da las Alas de la Fe, el Espíritu Santo, en la casa de nuestra Santa Iglesia, en cada corazón que busca aún en la duda, en cada corazón fiel, en cada corazón que es buscado en el Amor que colgó de la Cruz y aún ahora su Cruz está presente en los brazos abiertos que cada día se hace Eucaristía para nosotros… nos hace Eucaristía para acercarse a nosotros, al mundo que aún está en tinieblas…

Nos llama a ser Adoradores, Reparadores de su Corazón que aún no deja de ser traspasado, coronado de espinas, azotado… pero que también es Amado como su Discípulo, como su Madre a los pies de su Cruz y también habitados por ese Amor, por el Espíritu Santo, por el Amor del Padre, para compartir con ÉL su Gloria en su Casa de ahora… en la Iglesia…. en la Comunión de los Santos…

Rosario Aguilar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s